Síntomas de envenenamiento en un perro

síntomas de envenenamiento de tu perro

Cuando somos dueños de un perro como mascota, tener conocimiento de los síntomas de envenenamiento en un perro debería de ser una capacidad obligatoria.

Los perros son animales en la mayoría son muy enérgicos, todo aquello que ven quieren probarlo u olfatearlo para conocerlo. Pero esta energía que desprende nuestra mascota, puede ser perjudicial para ellos mismos.

Es muy difícil mantener a la mascota vigilada en todo momento y,  por esta razón, se hace necesario conocer los cuidados necesarios en caso de que haya ingerido o inhalado algo que pueda envenenarlo, con estos conocimientos podemos detectar rápidamente los síntomas de envenenamiento en un perro y evitar que la mascota sufra algún daño grave.  

Existen diversas sustancias que para los humanos resultan de común uso, pero para un perro, incluso en pequeñas cantidades, pueden resultar tóxicas. Identificar cuáles son esas sustancias pueden ayudar a prevenir accidentes y con pleno conocimiento de ellas, el dueño puede prevenir que estas sustancias se encuentren totalmente fuera del alcance del perro.

Sin embargo, los accidentes ocurren y es útil saber qué hacer mientras se acude a un especialista veterinario.

 

Cómo se puede envenenar a un Perro


Las tres formas más comunes por las que un perro puede envenenarse son: oral, cutánea y respiratoria.  

  • Vía oral: es cuando el perro come algo que es pernicioso o tóxico y le provoca un envenenamiento. En la mayoría de los casos estos accidentes ocurren al dejar comida que no es apta para el consumo del animal, por ejemplo, chocolates, aguacate, nueces, uvas, cebolla, ajo, bebidas alcohólicas, entre otros. En otros casos también es común que los perros consuman algún medicamento que se ha dejado en algún lugar al alcance de la mascota como el paracetamol o un jarabe para la tos.  
  • Vía cutánea: la piel y pelaje de los perros es sensible, muchos venenos pueden entrar en contacto con ella y esta absorber el componente tóxico e introducirlo en el organismo. Otra intoxicación común por vía cutánea es alguna picadura de algún insecto.  
  • Vía respiratoria: se refiera a cuando el can inhala la sustancia tóxica y esta entra en su organismo a través de los conductos respiratorios, los pulmones absorben el veneno y este entra al organismo. Es común en el hogar que los perros se intoxiquen por inhalar pinturas a base de plomo o que el animal se ponga en contacto con algún insecticida o pesticida. Los perros también son susceptibles a ciertos productos de limpieza como el cloro, lejía, suavizantes, detergentes, entre otros.  

¿Qué ocasiona que sustancias inofensivas para los seres humanos sean tan dañinas para los perros? Se debe a una sencilla razón: los organismos de los caninos no son capaces de metabolizar estas sustancias y expulsarlas naturalmente.

 

Principales Síntomas de envenenamiento en un perro


Hay muchas maneras para detectar si lo que ha sufrido el can es síntoma de envenenamiento. Sin embargo, estos síntomas varían al momento de manifestarse y en intensidad de acuerdo a la sustancia causante del envenenamiento. A veces el perro puede empeorar de un momento a otro y a veces puede que tarde horas o quizás días en aparecer alguna señal.

Lo primero que debe hacerse en tal caso es prestar atención a los síntomas más comunes en caso de envenenamiento, algunas de ellas son las siguientes:

  • Cuando hay envenenamiento por ingesta es común que el perro manifieste diarreas y vómitos de forma constante.
  • El perro se puede observar deprimido o con los ánimos bajos durante tiempo prolongado. También podría presentar somnolencia, apatía o poca coordinación en sus movimientos.  
  • Puede tener las pupilas dilatadas, esto es claro indicio de envenenamiento.  
  • Dificultad al respirar, incluso puede presentar problemas cardíacos como la taquicardia.  
  • En la piel pueden presentarse sarpullidos e inflamaciones.  
  • El perro puede estar constantemente sediento y orinar con mucha frecuencia.
  • El can puede presentar hiperactividad de un momento a otro o agitarse nerviosamente por ruidos que habitualmente no le afectarían.
  • Las mucosas del perro cambian de color y se oscurecen si el perro ha ingerido alguna sustancia tóxica, al igual que puede presentarse salivación en exceso.  
  • Tienden a manifestar malestar y dolores mediante lloros y aullidos que no son habituales en el comportamiento del perro.
  • Si las vías respiratorias están obstruidas puede presentar estornudos y tos continua.

Si se detectan algunos de estos síntomas, hay que actuar rápidamente y contactar a un especialista, sin embargo, hay varias cosas que se pueden hacer mientras se llama al veterinario.  

 

Qué hacer cuando un perro ha sido envenenado


Existen varias cosas que se pueden hacer antes de conseguir asistencia veterinaria, primeros auxilios que, mientras el especialista no contradiga esta práctica, ya que podrían interferir en el tratamiento de la mascota, ayudarían a que la situación no empeore y potencialmente a salvar la vida del perro.

Hay que mantener la calma y actuar rápidamente, examinar la posible causa del envenenamiento y enseguida tomar una de las siguientes medidas. 

Primeros auxilios

  1. En caso de sospecha de envenenamiento por inhalación, hay que llevar al perro a una zona abierta y ventilada, para examinar con más detalle sus síntomas. 
  2. Si se conoce el origen del veneno, hay que retirarlo y aislarlo para evitar que otros animales o personas entren en contacto con él.  
  3. No hay que darle agua, aceite, comida o algún remedio casero hasta que se sepa con exactitud qué veneno el animal ha ingerido, ya que pueden tener el efecto contrario al deseado.  
  4. Si se conocen los métodos adecuados se puede inducir al animal a que vomite, siempre y cuando esto no ocasione algún daño mayor. Para ello se hace necesario conocer exactamente el veneno que el perro ha ingerido, ya que si es un agente corrosivo, al inducir el vómito se pueden ocasionar quemaduras todavía más graves en el tracto digestivo, faringe y en el hocico. Si el animal está inconsciente, de ninguna manera se le debe inducir el vómito ya que de esta forma el perro puede aspirar el vómito y que este se vaya a sus vías respiratorias.
  5. Si el envenenamiento ha sido por vía cutánea, mediante alguna sustancia oleosa o algún polvo, el primer paso que debe seguirse es sacudir el pelaje del perro y posteriormente darle un baño con agua tibia abundante y con algún jabón que se adecue a remover sustancias de esa clase. Si después del baño aún quedan residuos en el pelaje, lo mejor será cortar esas secciones para evitar que el perro empeore o se vuelva a contaminar.  
  6. Si el perro está despierto y el veterinario no indica lo contrario, es recomendable darle agua fresca, ya que algunos de los venenos que pueden ser ingeridos afectan el hígado y los riñones.

Acudir al veterinario

Hay que tener en cuenta que aunque se le administren todos estos primeros auxilios, bajo cualquier sospecha de envenenamiento es necesario acudir a un especialista. Si se puede identificar el veneno o se intuye la posible causa de envenenamiento, el dueño debe darle al veterinario la mayor cantidad de información posible: la posible cantidad ingerida, la potencia, el componente activo, el nombre del producto, el tiempo que ha pasado desde que el animal estuvo en contacto con el veneno.

Todos estos detalles aumentarán las posibilidades de mejora de la mascota. 

En el caso de sufrir una situación tan desagradable como sufrir una situación de envenenamiento con nuestra mascota, es muy recomendable disponer de un seguro para perros que nos cubra la asistencia veterinaria de nuestra mascota.

[REFERENCIAS]

  • Golosinas Chinas que envenenan perros: Más info
  • Los 10 alimentos más peligrosos para tu perro: Más info

Leave a Reply