Síntomas de perro con rabia

Síntomas de perro con rabia

La rabia es una de las enfermedades infecciosas y comunes que existen. La patología puede presentarse en cualquier tipo de especie, aunque es más común en los perros al ser vehículos transmisores más vulnerables.

Considerando que 59.000 personas mueren al año por rabia (un 99?estos es infectado de forma directa por un perro), y que tan pronto como aparecen los primeros síntomas, se le cataloga como una enfermedad mortal. Saber cuáles son los indicios que ayudan a identificarla en fundamental para evitar desenlaces desagradables.

Qué es la rabia canina


La rabia es una enfermedad ocasionada por un virus de la familia Rhabdoviridae el cual entra en el organismo y afecta, entre otras cosas, al sistema nervioso central del perro. Para que se lleguen a presentar sus síntomas más características, es necesario que la infección atraviesa por una fase de incubación. Aunque existen varias nomenclaturas, las etapas de la rabia canina consisten en las siguientes:

  • Fase de incubación: la cual inicia en el mismo instante en que un perro ha sido infectado por el virus. Normalmente, esta fase carece de síntomas claros y por ello se le cataloga como una etapa asintomática. En vista de su incubación depende de varios factores (como la raza o el sistema inmune del perro), su duración puede oscilar entre 1 semana y 2 meses.
  • Fase prodrómica: es la segunda fase de la infección la cual tiene una extensión entre 2 y 10 días (el promedio general es de 4 días). Se caracteriza por la aparición de los primeros síntomas los cuales varían de acuerdo con la personalidad del animal. Así, los perros dóciles y mansos presentarán indicios diferentes a los agresivos o hiperactivos.
  • Fase de furia: aunque no hace acto de presencia en todos los animales, es sin duda alguna la fase más particular de toda la infección. Puede durar entre 1 o 7 días y considerando que la infección es de carácter zoonótica (puede ser transmitida de especie en especie), es la etapa de mayor peligro para los dueños en vista del comportamiento agresivo del animal.
  • Fase paralítica: un gran porcentaje de los perros mueren en el proceso anterior debido a su carácter degenerativo total. Sin embargo, algunos experimentan una fase de parálisis la cual deriva en una insuficiencia respiratoria y después de esta, la muerte.

Como curiosidad, se sabe que el virus puede quedar latente en el animal después de 24 horas de su muerte. Así, si de este se alimenta cualquier animal salvaje en ese rango de tiempo, es probable que sea candidato a portar la infección.

 

Síntomas de perro con rabia y cómo se contagia


Para evitar la presencia de las dos últimas etapas es necesario que el dueño del animal esté atento a los síntomas que caracterizan a la condición. Antes de ello,  para que sirva como de guía y prevención, también debe meditar en las circunstancias en las cuales esta se contagia. Para empezar por esto último, el virus Rhabdoviridae generalmente está presente solo en animales salvajes. Algunos de los más frecuentes son: los zorros, los murciélagos, los conejos, los perros y gatos salvajes. Se transmite de forma habitual a través de una mordida.

Aparte de esta forma también el virus puede transmitirse a través de la saliva (si un animal infectado lame una herida abierta de un perro sano) o por medio de arañazos en la mucosa (como por ejemplo en una pelea). Sin embargo, este tipo de contagio es menos frecuente. El virus está presente en más de 150 países y los perros no vacunados son más propensos a contraerla.

Considerado lo anterior mencionado, los síntomas más comunes de la infección de acuerdo con las fases son las siguientes:

  • Fase de incubación:
  • Fase prodrómica: ansiedad, nerviosismo, irritabilidad, apatía y fiebre.
  • Fase de furia: salivación excesiva, sensibilidad a la luz, sensibilidad al agua, fiebre y agresividad.
  • Fase paralítica: convulsiones repentinas, parálisis facial, dificultad para tragar y parálisis general.

Estos síntomas pueden estar acompañados de problemas para dormir, desorientación, conducta miedosa y errática. En teoría, todos los síntomas son fácilmente diagnosticables por el dueño y ocasionalmente pueden ser confundidos con otra patología neuronal.

 

Tratamiento contra la rabia en los perros


Para determinar si el animal está infectado con en virus de la rabia se debe realizar un diagnóstico a cargo de un especialista que utiliza como catalizador el exudado nasal o traqueal, la saliva, el esputo, la orina o el líquido cefalorraquídeo. Aparte de esto, en determinadas circunstancias se puede utilizar la inmunofluorescencia. En caso de que el resultado sea positivo, lamentablemente no existe un tratamiento 100?icaz para contrarrestar el avance de la enfermedad. El tratamiento de esta condición consiste en medidas preventivas que parten de las vacunas antirrábicas. Estas son la única forma de prevenir el contagio de la rabia y deben ser renovadas de forma anual.

Es importante recordar que si un perro con rabia muerde a un ser humano este se verá infectado por la enfermedad. En este caso, sí se puede contrarrestar el avance de la misma siempre y cuando se actúe a tiempo. Para ello, se debe lavar la zona afectada de forma profunda y proceder a acudir al centro médico más cercano. El tratamiento se prolongará durante varias semanas hasta lograr eliminar el virus por completo. Para evitar estos escenarios se debe tener en cuenta las siguientes medidas de prevención:

  • Vacunar todas las mascotas que se tengan en casa (mamíferos) partiendo de las indicaciones de un veterinario competente.
  • Evitar el contacto de la mascota con perros callejeros o cualquier animal de dudosa condición de salud.
  • El dueño del animal debe vacunarse para evitar infecciones en su organismo.
  • Acudir al veterinario cuando se tengan dudas sobre el contagio en la mascota, incluso si no existen heridas visibles en el animal.

De esta forma, la rabia es una de las enfermedades más peligrosas a las cuales están expuestos los perros. Al ser una patología que en la mayoría de los casos es mortal, se deben implementar las medidas correspondientes para evitar una infección tanto en este, como en el dueño de la mascota.

Conocer los seguros para perros baratos que existen en el mercado y te puedan cubrir un problema de rabia en tu mascota, es lo más recomendable cuando tenemos en nuestras manos la responsabilidad de un perro. Busca y compara entre todas las ofertas disponibles la que mejor se adapte a tu bolsillo.

[REFERENCIAS]

  • Problemas en varios distritos de Alemania por la rabia Más info
  • Rabies vaccine is associated with decreased all-cause mortality in dogs NBCI. Más info

Leave a Reply